lunes, 29 de junio de 2015

Reseña | Cuatro


Autora: Veronica Roth
Editorial: RBA
Género: Distopía
Divergente #4

Las cuatro piezas incluidas en  Cuatro (La transferencia, El iniciado, El hijo, El traidor y tres escenas adicionales) darán a los lectores de la serie superventas Divergente, la mirada del popular Tobias sobre distintos momentos únicos en la épica trilogía. Cuatro historias cortas y tres escenas inéditas que te revelarán lo que nunca llegaste a saber del mundo de Divergente.








En este libro Veronica Roth nos permite ver un poco de Tobias antes de que se convirtiera en Cuatro. A través de las cuatro piezas que componen el libro podemos ver la clara evolución que realiza este personaje, que pasa de estar aterrorizado por su padre a revelarse cambiándose de facción. Para los que no hayáis leído los libros (ni visto las películas Divergente e Insurgente), situémonos un poco:


Esta trilogía nos presenta un mundo distópico, en el que la humanidad ha estado a punto de extinguirse a causa de una serie de terribles guerras. Por eso, la sociedad creada al comienzo de la gran paz ha decidido agrupar a las personas en cinco facciones que tratan de erradicar los males que les llevaron a la guerra. Quienes culpaban la agresividad, Cordialidad. Los que culpaban la ignorancia, se agruparon en Erudición. Contra el engaño surgió Verdad, contra el egoísmo, Abnegación, y contra la cobardía, Osadía.
Los jóvenes de cada facción, al llegar a la edad de dieciséis años pasan por la Ceremonia de Elección, donde tendrán que escoger si permanecer en la facción de sus padres o cambiarse, renunciando a volver a ver a su familia. Tras escoger, todos deben pasar un proceso de iniciación de la facción escogida, el que no lo supere, se quedará sin facción, convertido en un Abandonado.
Beatrice pertenece a una familia de Abnegación pero no cree ser suficientemente altruista para permanecer en la facción de sus padres, así que en su Ceremonia de Elección, para sorpresa de todos y de ella misma, decide cambiarse a Osadía. A partir de ahí, Tris (nombre que usa en su nueva facción) debe enfrentarse a un duro proceso de iniciación, donde conoce a Cuatro, su instructor. 
Mientras se esta realizando esta instrucción en las diferentes facciones, también se está preparando una guerra entre facciones en la que gira todo el argumento del resto de libros, así que voy a dejarlo aquí ;p

Esta trilogía me gustó por varios motivos, entre ellos la división de la población entre facciones, con sus creencias y costumbres propias (muy parecidas a las religiones en cuanto a la manera de actuar), los escenarios del miedo de Osadía...


Con la publicación de este libro, leí en alguna parte que la autora empezó a escribir la trilogía desde el punto de vista de Tobias, pero como que no le convencía, la dejó en un cajón y la acabó retomando años después con Tris como protagonista. He de decir que aunque la trilogía en si me gustó, nunca conecté con la protagonista, es más, me pareció bastante cargante. En cambio con Cuatro congenié desde el principio y este libro no hace más que confirmarme que él tenía mucho más para ofrecer que Tris.


En este libro se nos aclaran varios puntos del personaje que en la trilogía se pasan un poco por alto: su lucha interna sobre si cambiar de facción o no, (aunque es un personaje que por razones obvias tiene que cambiar de facción, entendemos sus dudas y miedos a la hora de dar el paso); la animadversión mútua que existe entre él y Eric (en la trilogía se nos da una idea del porque, en este libro lo entendemos perfectamente y odiamos a Eric más profundamente); el respeto hacia su instructor Amar o su amistad con Zeke, Shauna y Tori. 


El último capítulo y las tres escenas adicionales se solapan con la historia de Divergente, así podemos ver muchos momentos que ya nos contó Tris pero, esta vez, desde el punto de vista de Cuatro. He tenido que volver a repasar las mismas escenas en Divergente para poder darme cuenta de con que maestría ha llevado la autora los equívocos: cuando Tris creía que el era un borde, resulta que solo quería ayudar; si ella creía que no le hacía caso, el estaba decidiendo si dar el paso o no;...


Me ha gustado: poder leer sus razones para cambiar de facción, verlo pasar por su iniciación y ser testigo de la clara evolución del personaje y finalmente entender su animadversión para con Eric. Lo que más he disfrutado han sido sus escenas con Tris, el poder saber finalmente que es lo que él pensaba en esos momentos.


No me ha gustado: realmente no hay nada para este apartado, se trata de una historia que ya me había gustado desde otro punto de vista y un poco ampliada.



En conclusión, una lectura ligera y bien escrita para pasar un buen rato. Los que hayan leído la trilogía seguro que disfrutarán como yo el conocer más a Tobias, y los que no, pueden leer este libro para ver si se deciden o no, puesto que no revela nada de la trama "real" de la trilogía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podéis dejarme aquí vuestros comentarios en referencia a mi entrada, me encanta leeros y contrastar opiniones, pero tened en cuenta que los comentarios que incluyan alguna url o spam no serán publicados.
¡Gracias por comentar!